Las Meninas (+ infografía)

¡Buenas tardes, amigos! ¿Cómo se presenta vuestro fin de semana? Imagino que con muchas ganas ☺️ Por mi parte, hoy comparto con vosotros una reseña de arte, exactamente de una obra que siempre me ha encantado. Es muy famosa, toda una referencia en la historia del arte… ¿pero sabéis que también esconde algunos misterios y enigmas? Pues hoy os lo explico, y añado una infografía. ¡Disfrutad del finde! 🙂💙

Si debiéramos anotar en una lista los cuadros más famosos de la historia pictórica española, estoy plenamente convencida de que saldría el cuadro de Las Meninas. Y no solamente como trascendente dentro de nuestro país, sino también dentro de la historia del arte universal. Una de las obras cumbre de Velázquez que ha generado admiración y al mismo tiempo fascinación por algunos de los misterios que encierra dentro del lienzo. Y la pregunta que podemos plantearnos en este momento, seguramente, puede ser: ¿pero por qué? Analicémoslo con detalle, pues.

LasMeninas-Título: Las Meninas

-Autor: Diego Rodríguez de Silva Velázquez (1599-1660)

-Cronología: 1656

-Estilo: Barroco

-Técnica: óleo

-Soporte: tela; 3´18 m. x 2´76 m.

-Localización: Museo del Prado (Madrid)

Tema: A simple vista el espectador cree observar un retrato colectivo de la infanta Margarita y sus acompañantes. Sin embargo, si aguzamos la mirada podemos llegar a pensar que el pintor tenía un objetivo determinado, como puede ser el de retratar a los reyes, o elaborar un juego de espejos, o componer un alegato a favor del reconocimiento social de la figura del artista.

El tratadista de arte Palomino escribió hace muchos años las siguientes palabras: “De la misma manera que la teología es la ciencia superior; esa tela era la pintura superior”. No obstante, Las Meninas ha originado tantas interpretaciones como explicaciones ha acumulado a lo largo de su vida, lo que le ha llegado a conceder el apodo de “cuadro acertijo”. Velázquez no fue una figura admirada entre sus contemporáneos ni en sus sucesivos inmediatos, pero con el paso de los siglos se ha convertido en un referente para la pintura moderna y contemporánea. Tanto ha sido así que el mismo Manet no dudó en afirmar que “Velázquez es el pintor de los pintores”.

En primer lugar, y desde un punto de vista que analice los elementos plásticos, el sevillano no tuvo reparo en recrearse con la luz haciendo que esta incidiera en primer plano y que a su vez sumergiera en la penumbra las que se alejaban de la primera franja. Este juego de luz y sombra ayuda a crear la ilusión de espacio en la composición. La luz que entra por la puerta que se observa al fondo de la estancia y su contraste con la oscuridad del techo y de la pared lateral derecha dotan a la escena de profundidad.

Como espectadores somos capaces de observar e identificar una paleta clara, luminosa, con una gran riqueza tanto en colores como en matices y una pincelada que aflora en el lienzo de manera suelta, fluida y visible. Los contornos de las figuras se difuminan. El artista se sirve de su técnica de gota sobre mancha, la cual hace posible que los detalles solamente se puedan observar con claridad a cierta distancia y no justo delante de la obra.

Las formas etéreas de los reyes reflejadas en el espejo del fondo de la sala fueron realizadas por el pintor sevillano con el pincel húmedo con más trementina que pigmento, dicho con otras palabras, con más caricia que no precisamente pintura.

LasmeninasinfografiaPor otra parte, fijémonos en el aspecto de la composición. A pesar de que se observa un grupo de personajes, Velázquez establece una especie de jerarquía. Los que se encuentran en primer plano están dispuestos en dos grupos de tres. En el central se halla la infanta Margarita, hija del por ese momento rey de España, y sus meninas (o damas de compañía): María Agustina Sarmiento, quien le ofrece una pequeña jarra de agua en un plato de oro; e Isabel de Velasco, quien le hace una reverencia con una ligera inclinación. A la derecha del espectador se sitúa la tríada compuesta por la enana Maribárbola, el niño Nicolasito Pertusato y el mastín inmutable que soporta el pisotón que le propina el pequeño. Este último grupo que comentamos, por tanto, con sus anomalías físicas y sus colores más oscuros, contrasta vivamente con el grupo de de las meninas y la infanta resaltando la belleza y la claridad cromática de las tres féminas.

lasmeninasVelazquez2Detrás de los pequeños personajes del primer plano se observan otros dos que mantienen una conversación, casi ocultos en la penumbra. Se trata de la dama de honor Marcela de Ulloa y un guardadamas. Al otro lado se encuentra el mismo pintor con su mirada escrutadora, su pincel en una mano y su paleta en la otra. En su pecho lleva la cruz roja de Santiago, la cual se le concedió a título póstumo (motivo por el cual se ha dicho que fue el mismo rey quien se la pintó cuando Velázquez falleció). Pero ¿qué está pintando entonces el artista en ese gran lienzo que está de espaldas al espectador? Aquí uno de los grandes enigmas que aún sigue sin resolverse. Asimismo, no debemos olvidar tanto la imagen de los reyes Felipe IV y Mariana de Austria, quienes se mantienen erguidos bajo un cortinaje por lo que vemos reflejado en el espejo de la cámara, como la figura del hombre que observa desde las escaleras, que corre las cortinas y que corresponde a José Nieto, aposentador de la corte. El gesto sutil de este último con el brazo hace que el espectador se fije en el reflejo que se proyecta en el espejo, además de ver que el punto de fuga de la composición se concentra en su silueta. Como último dato, Velázquez incluye en su obra cuadros que recubren todas las paredes, en especial los que se encuentran por encima del espejo y que pertenecen a Rubens.

En cuanto al estilo, Velázquez fue todo un portento pictórico, puesto que supo adaptarse tanto a la corriente del presente como a la del pasado, así como ir más allá y ser capaz de crear una técnica personal innovadora y novedosa. Su aprendizaje artístico, asimismo, fue rico y variado al lado de maestros sevillanos como Francisco de Herrera y Francisco Pacheco más tarde. El tratamiento que hace de los efectos de luz y sombra y su meticulosidad a la hora de plasmarlos lo relacionan de forma estrecha con Caravaggio. Sin embargo, lo marcaron las obras de Ticiano, Veronese, Miguel Ángel, Guercino y Lanfranco.

-> A continuación comparto una infografía sobre 10 cosas que han pasado más desapercibidas sobre Velázquez y su obra. No dudéis en compartirlo 🙂

InfografíaLasMeninas
Infografía sobre Las Meninas y Velázquez.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s